HIGH DIVING

Orlando Duque se quedó con el "Salto del Fin del Mundo"

19 de February de 2017 - 13:16 hs

El colombiano Orlando Duque, de 42 años, con su último salto, el único de toda la tarde que mereció incluso un 10 de calificación de uno de los jurados, fue quien se quedó con el premio mayor de la competencia de High Diving “Salto al Fin del Mundo”, desarrollada en la Base Naval Mar del Plata ante una multitud, con un total de 417 puntos.
Orlando Duque durante la ejecución de uno de sus saltos. Foto: La Capital de Mar del Plata.

Orlando Duque durante la ejecución de uno de sus saltos. Foto: La Capital de Mar del Plata.

En la competencia auspiciada por el NH Gran Hotel Provincial y el Paseo Aldrey, Duque fue escoltado por el británico Blake Aldridge -segundo, con 415,04 puntos- y el estadounidense Andrew Jones -tercero, con 413,44 unidades-.

Las condiciones climáticas ideales, más allá de alguna ráfaga de viento que hizo atrasar unos segundos algún que otro salto, con una tarde a pleno sol contribuyeron a que se gestara un marco de público imponente, que sin dudas superó las expectativas de los más optimistas.

Las múltiples y tentadoras opciones del verano marplatense a veces hacen que sea difícil focalizar la atención en un evento determinado. Pues bien, los mejores clavadistas del mundo, en un espectáculo inédito, consiguieron ayer una asistencia fenomenal, estimada en 10000 pesonas. Y con sus performances se ganaron merecidamente los aplausos y ovaciones de la gente.

Para dar testimonio de lo que estaba sucediendo, y mientras el monstruo de mil cabezas no cesaba de disfrutar una y otra vez de las acrobacias de los siete participantes (en total hicieron 28 saltos en competencias más unos cuantos adicionals durante la entrada en calor), el propio Duque impactó con una declaración entre sus propias rondas. “Deberían haber visto cómo se aprecia desde allá arriba. Es una vista increíble toda la gente. Nos llega una gran energía. Lo agradecemos de corazón y estamos disfrutando como esperamos que lo disfruten todos”, dijo quien luego sería el triunfador absoluto.

Los participantes se entregaron por entero al show y se generó un espectáculo maravilloso. Desde la plataforma ubicada a 27 metros de altura, los siete competidores tuvieron derecho a cuatro saltos cada uno. Los dos primeros, obligatorios, y los dos siguientes, sujetos a la creatividad de los “divers”. Claro, estas dos ejecuciones tenían un coeficiente de dificultad mayor, pero para recibir una mejor puntuación, debían respetar al máximo la descripción previa que le habían entregado al jurado.
Los saltos mortales, tirabuzones y vueltas en el aire cayendo desde semejante altura ocasionaron indisimulables expresiones de asombro por parte de quienes observaban extasiados casi al borde del agua.

Una idea de lo difícil que puede ser arrojarse desde esa altura se grafica en dos cifras escalofriantes: Desde el despegue de la plataforma hasta ingresar al agua los clavadistas demoran menos de 3 segundos. Y el impacto con la superficie líquida se produce a una velocidad promedio de 90 km/h.

“Es muy bueno poder comenzar la temporada de esta manera y poder llevarme el triunfo. Ha sido una experiencia fantástica, el público estuvo espectacular y nos llevamos un recuerdo imborrable de Mar del Plata. Ojalá podamos volver el año que viene”, expresó el ganador luego de recibir los premios correspondientes.

La iniciativa giró también alrededor de la consigna “El Mar Siente”, para generar conciencia en el cuidado del medio ambiente y especialmente de un recurso natural tan valioso como el agua de nuestro planeta.

Fuente: La Capital de Mar del Plata

Buscar

V
BUSCAR