Hernán Barreto, el "Messi" que una profesora llevó de las orejas al CeNARD

4 de enero de 2017 - 12:55 hs

El velocista argentino que se quedó con la medalla de bronce en los 100 metros planos, modalidad T35, en el estadio Olímpico Engenhao, de los Juegos de Río, tuvo una infancia dura. Se aferró al atletismo para salir adelante, tributó a Messi con su peinado y le dedicó la medalla a su profesora de educación física.

Esta vez Hernán Barreto corrió más rápido que el chino  Xinhan Fu. Hace cuatro años, en Londres, pelearon por subirse al podio en la misma prueba y la medalla viajó para Asia. Por eso, mitad broma y mitad desahogo, el argentino está feliz: “Hace años que vengo corriendo al chino desde atrás. Esta vez se me dió”, cuenta a DEPORTV sin que la sonrisa desaparezca un instante de su boca.

El joven nacido en Zárate sabía que para subirse al podio de los 100 metro, en la categoría T35, debía jugársela mano a mano con el asiático. Se convenció, se preparó y allí fue, en busca del podio. Sólo el ucraniano Ihor Tsvietov y el local  Fabio Da Silva Bordignon, corrieron más rápido que él en la final.



Para Barreto nada fue sencillo. De infancia humilde, donde la comida nunca sobraba y otras tantas veces no alcanzaba, creció con las secuelas de una parálisis cerebral y desde chico fue víctima de violencia física y psicológica por parte de su padre para con él, su mamá y sus otros seis hermanos.

Fue a los 12 años, tras entender que el fútbol no era lo suyo, que se inclinó definitivamente por el atletismo. Norma Bayol, profesora de educación física de la Escuela Especial 501 de Zárate, fue la que desde la primaria, convencida de su potencial, comenzó a encaminarlo, sin imaginar que que llegaría a ser representante argentino en tantas competencias internacionales.



“Me tuve que hacer grande a los golpes”, repite una y otra vez quien hoy además de ser un atleta de élite, vive en pareja desde hace cinco años y tiene una nena llamada Nayla Valentina. Cuando les dedica la medalla a ellas dos frente a las cámaras de DXTV se quiebra y pide unos segundos para rearmarse.

Fanático de Lionel Messi, se animó al rubio platinado, igual que el crack del Barcelona, para “sacarse la mufa” de competiciones pasadas. Aunque también asegura que la modificación del peinado esconde otros motivos, un tanto más íntimos. Váya uno a saber, tal vez sea alguna promesa para sus íntimos. Como sus hermanos y su mamá, a los que hoy ayuda día a día aportando lo que haga falta. Siempre positivo, siempre con una sonrisa.

Es que a Hernán Barreto la vida siempre le puso pruebas y él las fue superando una por una. Esta vez, el reto se llamaba Xinhan Fu, y provenía de China. Se propuso superarlo y lo logró, como tantas otras adversidades fuera de la pista tiempo atrás. Va un consejo, entonces, para Ihor Tsvietov y  Fabio Da Silva Bordignon en próximas competencias. Deberán prestarle mas atención al espejo retrovisor, porque alguien los corre de atrás. Es argentino, se llama Hernán Barreto y parece que todo lo puede.



Por Fabricio Espíndola, enviado especial a Río de Janeiro
En Twitter: @fabri_espindola

Buscar

V
BUSCAR