#FUTBOLenDEPORTV

¿Hay relación entre la lesión de ligamento cruzado anterior y el ciclo menstrual de las deportistas?

22 de abril de 2022 - 15:45 hs  |  Tatiana Milani

Durante las siete fechas del Campeonato Femenino YPF, ya son tres las futbolistas que sufrieron una lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla: Lorena Benítez, Victoria Costa y Martina García. ¿Son evitables? ¿Hay algo que se está haciendo mal? ¿Por qué las mujeres son más propensas a sufrir estos traumatismos que los hombres? Son algunas de las preguntas que se buscó responder en esta investigación.



“Ligamento Cruzado Anterior”, mala palabra
dentro del ámbito deportivo. Y es que son muchos atletas los que temen sufrir una lesión de esta gravedad que los aleje de las canchas y no puedan regresar al mismo nivel que en el momento previo a la herida. 

Junto con la creciente visibilización del fútbol femenino en particular y del deporte femenino en general, comienza a crecer el interés en analizar los estados de los físicos de las atletas. 
En esta particularidad, muchos médicos y médicas decidieron comenzar la investigación con la relación que existe entre las lesiones y el ciclo menstrual de cada deportista. Javier Núñez, médico de equipo femenino del Atlético de Madrid, donde milita la jugadora argentina Estefanía Banini, fue uno de los creadores de un nuevo método biomecánico con el cuál analizan a cada una de las futbolistas para saber con exactitud cuáles son sus probabilidades de lesiones en un futuro y cómo trabajarlas si llegasen a suceder. Lo distintivo de este estudio es que se centraliza específicamente en cada mujer y no en una generalización. 

Además, tiene como foco principal los traumatismos de ligamento cruzado anterior que continúan afectando a la deportista ya recuperada. Este epicentro de la investigación es  debido a que, según un estudio que llevó a cabo la federación brasileña de fútbol y muchas otras instituciones de renombre, las mujeres tiene cinco veces más probabilidades de sufrir este tipo de lesión que los hombres. En el análisis de la CBF específicamente, ellos demostraron que el ciclo menstrual no intervenía en la herida y que esta diferencia ocurría por el tamaño de las caderas de la mujer y su baja rotación en el movimiento. 



Por otro lado, Martín Simos, integrante del cuerpo técnico de la Selección Argentina mayor y Sub 20 femeninas, reconoció que esta diferencia también se da por factores hormonales. "La mayor parte de las lesiones se producen en el periodo folicular previo a la ovulación donde encontramos un pico de estrogenos y un descenso de la progesterona", señaló Simos.  

Algo que también indicó el médico del conjunto nacional es que desde su lugar en AFA no pueden hacer un seguimiento de cada jugadora tan preciso y que eso deberían realizarlo desde los clubes. Sin embargo, Carolina Pappalettere, doctora del cuerpo técnico de Racing, afirmó que investigaron en particular en el equipo de Avellaneda esta relación alrededor de un año, pero no encontraron ningún vínculo. "Hay chicas que no las afecta en nada el período menstrual, entrenan de la misma manera y no tienen cambios, pero hay otras que sí. Entonces hay que apuntar más a eso. Necesitamos más tiempo y que se estudie más el tema para poder sacar una conclusión más certera", reconoció Pappalettere. 




UAI Urquiza, uno de los clubes más ganadores en el fútbol femenino argentino, sí trabaja con este método. Eduardo Kreimer, médico del plantel, relató que ellos hacen un seguimiento del ciclo menstrual de cada jugadora y después se comparte con kinesiólogos, nutricionistas y preparadores físicos para que todos estén al tanto. "Hay que coordinar con los encargados del entrenamiento y avisar en qué etapa del ciclo está cada una para modificar las cargas. Sobre todo en las deportistas que están en periodo pre u ovulatorio", detalló. 

Además, esto no es algo que solo está bueno implementar en el fútbol, sino también en los demás deportes femeninos. Como por ejemplo, el handball. "Es necesario adecuar las cargas del entrenamiento a la fase del ciclo menstrual en la que se encuentre la deportista y entender que las lesiones son el resultado de un evento multifactorial, tanto de la nutrición, cómo lo hormonal y la biomecánica que se aplique", señaló Brenda Rosito, médica a cargo de las selección juvenil femenina de handball. 

Al escuchar estos testimonios, se puede observar que hay un puntapié inicial para comenzar a analizar detenidamente la fisionamía de cada jugadora que se dio en la Copa del Mundo de Francia 2019 cuando se dio a conocer que la Selección Estdounidense, tetracampeona mundial, trabajó sobre los ciclos menstruales de todo el plantel para minimizar el impacto del ciclo menstrual. Pero todavía hace falta una implementación más detallada en la particularidad del cuerpo de cada una y en todos los clubes y equipos femeninos del país. 

Buscar

V
BUSCAR