TODOS LOS DÍAS A LAS 17 HS

Gabriela Fernández: "Movete Argentina es una invitación amorosa a movernos con lo que tenemos en casa"

16 de abril de 2020 - 16:43 hs

La entrenadora y especialista que, junto al kinesiólogo Juan Cruz Goycochea, lleva adelante los entrenamientos para adultos mayores en #MoveteArgentina. Miralo todos los días a las 17 hs por DEPORTV y todas sus plataformas. 
Gabriela Fernández Galilea es Profesora de Educación Física y Entrenadora. Tiene 45 años, hace 23 que se dedica trabajar de su especialidad y hace 20 que lleva adelante un emprendimiento propio llamado “Bienestar en Red”. Cuenta que en sus inicios tenía que ver con las primeras computadoras, el primer acceso al público general de las redes y se basaba más que nada en el trabajo interdisciplinario con otros profesionales como kinesiólogos, nutricionistas o psicólogos. Con los años, el proyecto fue creciendo, cambiando y hoy tiene más que ver con el tejido social y con la contención. Las redes se ampliaron y el entrenamiento pasó a ser el eje dentro de espacio. “Creo que quizás es por ese perfil me convocaron para este proyecto de #MoveteArgentina”, nos dice.

-¿De qué se va a tratar su segmento dentro del programa "Movete Argentina"?
-Mi segmento adentro del programa es una invitación a los adultos y adultas mayoras y a aquellos que estén en cuarentena con estos adultos. Les propongo moverse e ir aprendiendo toda una serie de trabajos físicos con la disponibilidad y con la accesibilidad que cada uno y cada una tenga. Vamos a trabajar pura y exclusivamente con objetos y materiales que puedan encontrar todos y todas en sus casas. Y los trabajos físicos que propongo están planteados para que los pueda hacer todo el mundo, desde alguien con una movilidad perfecta hasta quienes tengan algún tipo de limitación y estén sentados o en una cama. Quiero invitarlos a que se reconcilien con ese movimiento si lo perdieron, invitarlos a que lo sigan manteniendo si ya lo hacían, y que si nunca lo hicieron, lo descubran. Es una invitación muy amorosa a que, con lo que tenemos en casa y en la situación en la que estemos, todos y todas podamos movernos.



-¿Cómo hacés para preparar los segmentos? ¿Qué dificultades hay para transmitir ese tipo de conocimiento a través de una pantalla y en medio de una cuarentena?
-Fue todo un desafío para mí cuando me convocaron. No me representó ninguna dificultad, pero sí un gran desafío, el cual que tomé con muchas expectativas. Más allá de que, en esta situación de aislamiento social, lo que extrañamos es el contacto físico real, creo que de una manera muy cálida se puede llegar a la gente desde la pantalla, que es la herramienta que tenemos hoy. Me tomo bastante tiempo para planificar y para pensar, no solo la serie de ejercicios sino cómo transmitirlos. Trato de imaginarme los distintos tipos de realidades, las diferentes personas que puedan llegar a ver esta propuesta, y desde ese lugar intento no ver dificultades sino las oportunidades que nos ofrece la cuarentena para conectarnos y encontrar un momento y un espacio de la casa para estar con nosotros mismos.

-¿Por qué es importante estar en movimiento durante el aislamiento, en especial para los adultos mayores?
-Me gustaría que quede claro que es importante estar en movimiento siempre. Con aislamiento y sin aislamiento. Y que es importante estar en movimiento siendo de cualquier grupo etario. Dentro del contexto de la cuarentena, me parece que el hecho de que los adultos mayores puedan estar en movimiento es importante a nivel fisiológico y técnico, como la generación de endorfinas o la elevación el sistema autoinmune. Desde el programa esperamos que, si están en una casa con gente, inviten a la familia o al resto de los habitantes a compartir un espacio. Y si están solos, que muchos adultos mayores lo están, se pueden sentir acompañados. Todo eso va a hacer que no se sientan abrumados, estamos tratando de que no se depriman o de que pasen de mejor manera este momento. Creo que estar en movimiento los va a ayudar a sobrepasar de una manera mucho más sana y saludable este aislamiento.

-¿Cuáles son los beneficios principales de tener una rutina de ejercicios que se sostenga en el tiempo?
-El ser humano, nosotros, nosotras, estamos hechos para estar en movimiento. Mientras nos movemos hay pulsión vital. El día que nos dejamos de mover, hay pulsión de muerte. Todo lo que sea movimiento va a hacer que todo nuestro sistema, desde el inmunológico hasta el hormonal y pasando por el de ánimo, nos ayude a atravesar esta situación y la vida de una manera más sana. El movimiento es bienestar y nos ayuda a tener relaciones sociales más sanas. Moverse de una manera regular y responsable hace que uno genere vínculos con los otros y con el propio cuerpo. Es absolutamente vital moverse siempre. Por eso está bueno sostenerlo de manera regular.

-Hay mitos respecto a que, a medida que pasan los años, se puede hacer mucho ejercicio porque el cuerpo no responde de la misma manera, ¿cuál es tu mensaje frente a eso?
-Los mitos con respecto al ejercicio son cucos que está bueno desterrar. Si uno entrena en tiempo y forma, respetando el momento de la vida en el que está, respetando cómo se siente, planificando responsablemente el entrenamiento y con un acompañamiento (ni te cuento si tenés el acompañamiento de un profesional), más una buena alimentación, no hay chance de que uno en algún punto de la vida deje de moverse. Debemos movernos y proceder en función del momento de la vida en el que nos encontramos. Si hacemos las cosas con sentido común, no hay ninguna contraindicación para que cualquier persona se mueva. Es más, somos movimiento, tenemos que movernos.

-¿Qué podemos hacer para que las rutinas de actividad física que generamos durante el aislamiento no se interrumpan una vez que se levante la cuarentena y se conviertan en un hábito saludable?
-Me lo vengo planteando bastante. Convengamos que todos y todas después de este aislamiento vamos a estar atravesados por esta experiencia y no vamos a volver a ser nada de lo que éramos antes. Nos vamos a tener que reinventar, lo deseemos o no, porque todos estamos atravesados por este aislamiento. Así que no sé si hay respuesta para esta pregunta que me hacés. Yo creo que los profesionales tenemos que tratar de acompañar a las personas en los procesos siempre. Durante la pandemia y luego también, tratando de que generen hábitos y que la actividad física pase a ser una costumbre regular y consciente. No importa qué encierra la “actividad física” para cada uno y cada una, lo importante es conectar con uno mismo, con el movimiento, con el cuerpo, y poder sostenerlo en el tiempo, más allá de esta situación tan particular en la que nos encontramos. Y dentro de esta situación, si hay gente que se empezó a mover ahora, tratar de hacerles ver que encontraron una oportunidad en vez de una dificultad en todo esto. Tal vez salgan más amigados con el movimiento. Y nosotros, los profesionales, tenemos que acompañarlos. Ahora y siempre.

 

Buscar

V
BUSCAR