SE DEFINE LA CHAMPIONS LEAGUE FEMENINA

Con Wolfsburgo vs Lyon las dos mejores ligas del mundo dicen presente otra vez en la final

26 de agosto de 2020 - 19:15 hs  |  Por Luty Gargini

Olympique de Lyon y Wolfsburgo se verán las caras en una final de Champions por cuarta vez en su historia. De los tres títulos que ya disputaron, uno fue para las alemanas y los otros dos para las francesas. Esta rivalidad, además de histórica, no es casual: sus ligas son las dos mejores del mundo según UEFA. Conocé cómo nacieron y cuál es su realidad actual.
La competencia alemana de fútbol femenino, Bundesliga, es la más importante de Europa, según la UEFA, y es secundada en el ranking por la Division 1 Feminine de Francia. El fútbol jugado por mujeres nació en estos países hace muchas décadas pero, a pesar de que ese pasado puede explicar mucho sobre el presente, su recorrido ha sido invisibilizado, sesgado por la mirada hegemónica o contado a medias. 
 
Para entender un poco más de qué se trata el cruce que veremos el próximo domingo en la definición de la Champions League, haremos un repaso breve por el palmarés de las finalistas, el Wolfsburgo y el Olympique de Lyon, y la historia de sus respectivas ligas.
 
  • LIGA ALEMANA DE FÚTBOL: BUNDESLIGA

En 1955 la Federación Alemana de Fútbol votó a favor de la prohibición del fútbol femenino, por considerarlo una “actividad violenta que se contradecía con la naturaleza femenina”. Los argumentos se han escuchado muchas veces ya: que el fútbol “deforma el cuerpo de la mujer”, que “la mujer no nació para los deportes agresivos” o que la práctica deportiva “pone en riesgo los órganos reproductores de la mujer”.
 
A pesar de aquella censura en los años ‘50, las mujeres no colgaron los botines: continuaron jugando, fundaron sus propios equipos, diseñaron sus torneos y se sumaron a competencias internacionales (no oficiales). En ese recorrido, las futbolistas que practicaban el deporte de manera clandestina llegaron a ser más de 50 mil. Finalmente, en 1970, se levantó la prohibición. ¿El motivo? Se sabía de la creciente organización del fútbol femenino por fuera del ámbito institucional y, ante la inminencia de que las mujeres fundaran su propia federación, decidieron retroceder. En la actualidad, Alemania posee la segunda mejor liga del planeta.
 
Los inicios del torneo alemán femenino tienen origen en los años 80, con una organización basada en ligas regionales que, al consolidarse, colaboraron también para que en 1982 se creara la primera Selección Nacional.



Las tratativas firmes para crear una Liga profesional y más desarrollada comenzaron unos años después, en 1986, aunque fue recién en 1989 - con la obtención de la primera Eurocopa – cuando la disciplina recibió el impulso definitivo. Fue así que en 1990 se decidió crear la Bundesliga femenina.
 
La competición nacional en Alemania inicia en agosto y dura hasta mayo/junio, con un receso invernal en el medio. Se trata de un torneo de todas contra todas que, por ubicarse en el primer lugar del ranking elaborado por la UEFA, otorga dos plazas para disputar la Champions League. En la última temporada, la número 30, el Wolfsburgo se consagró campeón por cuarta vez consecutiva.
 
En Champions League, Alemania muestra una hegemonía histórica que logró ser interrumpida recién en 2010 por el Olympique de Lyon. Nueve de estos títulos han ido para algún club alemán desde su primera competencia: cuatro para el FFC Frankfurt, dos para el FFC Turbine Potsdam, una para el FCR Duisburg y dos para el Wolfsburgo. Este último, que será finalista nuevamente en la edición de este año de la Champions League, ganó el campeonato local en seis oportunidades y la Copa de Alemania siete veces (las últimas seis fueron de manera ininterrumpida).
 
  • LIGA FRANCESA: DIVISION 1 FÉMININE

Creada por la Federación de Sociedades Deportivas de Mujeres de Francia (FSFSF), la primera Liga femenina en ese país comenzó a disputarse en 1919. Su primer partido tuvo lugar el 23 de marzo, con el cruce entre Fémina Sport y En Avant. Pero, tras trece temporadas ininterrumpidas, la competencia fue suspendida: del mismo modo que en Alemania, el fútbol femenino fue prohibido.  
Entre los pocos registros que hay de mujeres jugando al fútbol luego de esa censura, se conoce principalmente el torneo organizado por la Liga de Fútbol Femenino de París entre 1933 1937, que se realizaba solo en la ciudad capital.
 
El renacimiento de la disciplina en Francia llegó a mediados de la década de 1960, pero recién en 1970 se reconoció oficialmente su práctica. Cinco años después, en 1975, nació el campeonato oficial con la participación de ocho equipos regionales. Esta organización en regiones, que luego derivaba en una etapa final de eliminación directa, permaneció hasta 1992. El torneo se convirtió ese año en una competencia de grupo único, de todas contra todas, que se mantiene hasta hoy.
 
En la actualidad, la Divison 1 Feminine es considerada la mejor liga del Mundo según el ranking UEFA. Su campeonato cuenta con la participación de 12 equipos que se enfrentan todos contra todos, en partidos de ida y vuelta, y otorga dos plazas para competir en la Champions League.



Las futbolistas en Francia son profesionales hace 10 años: desde la temporada 2009-2010 las jugadoras que participan en sus equipos pueden dedicarse exclusivamente a ser jugadoras. Casualmente o no, desde esa época el Olympique de Lyon irrumpió en la Champions League como candidato y cortó la hegemonía que ostentaban hace años en esa competencia los clubes alemanes.
  
El Lyonaisse es considerado el mejor equipo del mundo por muchas razones. Una de ellas, la más contundente, es la cantidad de títulos que lleva obtenidos, además de sostenerlos en el tiempo: es el campeón vigente de la Liga local (en la que se consagró campeón 14 veces consecutivas), de la Champions League (la ganó seis veces, cuatro de ellas consecutivas, el domingo irá por la quinta) y de la Copa de Francia (se quedó con este trofeo en nueve oportunidades, el último hace unas semanas con su mismo rival en las semis de la CHL de este año, el PSG).
 
No solo se viene una final con mucha historia en lo individual, sino que además llegará cargada de mucho presente para la rivalidad entre estos equipos: será la tercera vez, en cinco temporadas, que se crucen en esta instancia. Además, Lyon Wolfsburgo se han enfrentado ya tres veces en una definición de Champions League: en 2012-2013 el título fue para las alemanas tras ganar por 1-0, mientras que las galas dieron vuelta la historia y se quedaron con los otros dos, disputados 2015-2016 (por penales luego de empatar 1-1) y 2017-2018 (4-1 en tiempo suplementario). Por último, ambos irán este domingo por el triplete, el segundo en el caso de las francesas.

Buscar

V
BUSCAR